La grieta de aguas prístinas que permite bucear entre dos continentes

La grieta de Silfra, en Islandia, es el único lugar en dónde las divisiones de las placas América y Eurasia es visible por encima de la superficie de los océanos. La grieta está cubierta de agua y es increiblemente transparente, esto se debe a que está casi helada y no supera los 4ºC de temperatura siquiera en verano. Pero sobre todo porque se trata de agua de deshielo de un glaciar que viaja a través de un campo de lava.

watch?feature=player_embedded&v=6Jye2jhRIDA#t=0

 

Esta entrada foi publicada en 1º bacharelato, CCMC. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta